viernes, 10 de septiembre de 2010

DOMESTICAR LA CALLE




ReHabitar es un grupo académico de arquitectos/as formado por Xavier Monteys, Magda Mària, Pere Fuertes, Anna Puigjaner, Roger Sauquet, Carles Marcos y Eduard Callís, que cuentan con la colaboración de Carlos Fdz. Rovira y Oscar Linares (pertenecientes todos al Departamento de Proyectos de la Escuela de Arquitectura de Barcelona). Son docentes e investigadores que hablan con un lenguaje similar humanista, práctico y con los pies en la tierra, capaces por tanto de investigar juntos y en colaboración con otras Universidades fuera y dentro de España. Su tema: las distintas formas de habitar la casa y la ciudad, desde el punto de vista de su uso.

Lisboa, Ámsterdam, París, Madrid, Roma o Palermo, son algunas de las ciudades que, junto con BCN, han sido objeto de su análisis. Se han dado cuenta que existen variaciones, sutilezas, formas distintas de vivir los espacios, más allá –incluso- de lo que los arquitectos han pretendido al diseñarlos, según las distintas ciudades, los distintos entornos o las distintas familias. Por medio de un estudio comparativo de estas diferentes maneras de habitar, han ido elaborando conclusiones, plasmando ideas que sólo se obtienen a través de estudios realizados en profundidad.

Llegado un momento, hace unos dos años, decidieron hacer un alto en el camino. La situación de nuestro país con el inicio de la terrible crisis generada en gran parte por la hiper - construcción de viviendas en España, lo que ha propiciado un enorme parque vacío de viviendas (que para algunos son más de 3 millones), la gran explosión esperada de la burbuja inmobiliaria, la incapacidad para los jóvenes y no tan jóvenes de acceder a una vivienda digna, la nueva configuración de las familias españolas, que pasó en pocos años de la tradicional (padre-madre y dos hijos) a la unipersonal, monoparental o monomarental, estudiantes compartiendo pisos, mayores viviendo solos, etc) y la invasión cotidiana y laboral de las nuevas tecnologías e internet, les hizo cambiar el rumbo de sus análisis o mejor dicho adaptarlos al momento en el que vivíamos. Con objeto de dar un conocimiento crítico de lo que estaba pasando (por si hubiera alguien no enterado) y dar propuestas.

Todo esto se ha plasmado una Exposición financiada por el Ministerio de Vivienda dividida en unos 13 temas o episodios y en un convencimiento de que lo que hay que hacer es cambiar de ACTITUD, re-habitando los lugares en los que vivimos.

Si en ReHabitar 1 y ReHabitar 2 hicieron una crítica feroz y constructiva al momento actual, además de proponer lo que ellos llaman Viviendas satélites (aprovechamiento de trasteros, cuartos comunales, antiguas habitaciones de servicio, etc para un segundo espacio ligado a la vivienda pero no pared con pared) en las siguientes ediciones nos darán otras ideas: Ocupar las azoteas de los edificios, poner más puertas en una vivienda cambiando su circulación y por tanto su uso, pequeñas guarderías en el propio edificio residencial a cargo de jóvenes y mayores en lugares comunitarios, agrandar y poner una mesa en la cocina, disolver el cuarto de estar que ahora se haría uno con el recibidor y cocina y permitiría agrandar los dormitorios que serían casi mini-apartamentos, etc Ideas sencillas que con pocos medios pueden hacer al usuario dar un giro a su vida al Re-Habitar su vivienda.

La Exposición que ayer se inauguró en Madrid nos habla de Domesticar la Calle. La calle como encuentro, caótica y VIVA al modo de la película Roma Citta Aperta, la calle donde convivan peatones y coches... Para ello montaron una gran mesa frente a las Arquerías, en plena acera. Y en esa mesa, como si de un banquete o cena se tratara, quedaron plasmadas muchas de sus propuestas y reclamos.

El texto que cierra la muestra resume su pensamiento: “Reclamamos calles concebidas como lugares y no sólo como infraestructuras. Calles menos diseñadas, menos reguladas y más flexibles. Calles cuya superficie no debe resultar fragmentada por la demarcación de unos usos inalterables. Calles con pavimentos más igualitarios que permitan un uso social más espontáneo. Calles con obstáculos, con mayor rozamiento con sus paredes, con plantas bajas y establecimientos que participen de ellas. Comercios con toldos que protejan a los peatones del sol y de la lluvia y eviten el uso indiscriminado del aire acondicionado. Calles con horarios que permitan usarse de distintas maneras según las horas, según los días o según las estaciones. Rehusamos designar algunas calles como peatonales, porque todas lo deben ser, ¿o no?"

“ReHabitar 3 y 4 La calle” hasta el 26 de diciembre en Las Arquerías (Paseo de la Castellana, 67). Permanece abierta de martes a sábado (de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas) y los domingos y festivos (de 10.00 a 14.00 horas). La entrada es gratuita. www.rehabitar.blogspot.com

1 comentario:

  1. hace poco vivo en uno de los departamentos en Palermo, no conocia sobre este grupo de arquitectos, muy interesante

    ResponderEliminar